Ayer solo podía llorar; de rabia, de impotencia, de desilusión…
El llegar a casa y no poder abrir la puerta, reventar en lágrimas en el piso… y sentir la patita de mi gata a través de la reja para consolarme, debo decir que no tuvo precio.

Hoy siento que me equivoque, que estoy estudiando algo que no es para mi, que quizás ocupo un lugar que no es mío. Y vienen los pensamientos del tipo… ¿será que es la vida de ella la que estoy viviendo?. Creo haberlo dicho en mi antiguo blog, fui gemela pero mi hermana no nació.
Alguna vez hace algún tiempo una bruja me lo dijo que mi vida siempre iba a depender de tomar decisiones entre dos cosas. Siempre tendré que elegir entre dos caminos.
Quizás solo sean supersticiones pero confieso que me da que pensar en las noches cuando no puedo dormir.

Hoy siento que fracase, que el problema soy yo, que no se que hare de ahora en adelante, que no se si cambiarme de universidad como me ha propuesto mi mamá. Y esto último siento que es salir corriendo a los problemas, se que el problema soy yo y siendo así me perseguirá a donde quiera que vaya porque dudo que pueda huir de mi misma.

Hoy siento que el irme está cada vez mas lejos.

Hoy quisiera ser normal, una mas del montón con sueños convencionales e ideales comunes. Quizás de esa manera no me dolería tanto, porque se que no soy ni la primera ni la última a la que le suceda esto.

Hoy me cuesta creer en mi, siento que no soy capaz.

Anuncios