Hoy te pienso pedir perdón porque me caí una vez mas, perdí la fe y renegué de tu nombre.
Hoy me sentí sola, triste e impotente, y no te sentí a mi lado… a veces olvido que soy yo quien se aleja de ti y no tu de mi.

No quiero reprocharte nada pero a veces me gustaría entender por qué me toco así, por qué tan duro, tengo tantas preguntas y sólo escucho un silencio ensordecedor.

Hoy me siento con poca fe, con el alma rota… supongo que de lo pesada que es la cruz es normal que a veces me caiga, tu sabes a que me refiero.

Dame fuerzas mi Dios, luz y entendimiento para seguir el camino que me toca.

Hace mucho que no voy a la Iglesia, dicen que es tu casa que por una u otra razón le tengo desconfianza, y no al templo pero sabes que no me caen muy bien los curas ni las monjas a pesar (o quizás sea la causa) de haber estudiado en un colegio católico.

Hoy te voy a pedir perdón si he hecho mal a alguien y no me he dado cuenta, si he mentido, y si he hecho algo de su desagrado. Hoy hago este acto de constricción porque creo que no debo esconderme y porque aunque pocos lo sepan puede que no sea “religiosa” pero si tengo mucha Fe en Dios, de la que mueve montañas y da un calorcito de esperanza en el corazón cuando pasa la tormenta y llega la calma.

Hoy te pido perdón por perder la fe, por perder el control y dejar escapar los demonios del pasado. Se que debo controlarlos y no permitir que me afecten.

Perdón.

Anuncios