Desde que tengo recuerdos mi familia siempre fue pequeña. Eramos mi mamá mi hermano y yo.
La figura paterna siempre estuvo ausente o mas bien en intermitencia, nada notorio o importante. Mi mamá hacía de papá también, y mi papá se comportaba mas como un amigo y alguien con quien conversar cuando se daba la oportunidad.

Nunca tuve recuerdos de una familia completa, de una cena familiar, o de un día del padre con ese ser llamado “papá”.
Recuerdo que cuando estaba mas pequeña mi papa no usaba celular y me costaba muchísimo localizarlo, siempre llamaba a su oficina e intentaba que el se comunicara conmigo. A veces llamaba por tonterías (creo que lo sigo haciendo) solo por calmar mi ansiedad de verlo.

Los pocos recuerdos de cuando estaba pequeña han sido recreados por las historias que me cuenta una tía, como que siempre veía las noticias conmigo sentadita en sus piernas y a veces si cierro los ojos puedo reconstruir las imágenes en mi mente. Recuerdo pedazos de Serenata Guayanesa, Ali Primera y un cielo que pasaba rápidamente desde la ventana de un carro. Algunas veces si me concentro puedo verme quedándome dormida en su pecho mientras estaba en la mecedora. Pocas, poquísimas son las imágenes que logro juntar para conseguir tener un papá presente en mi infancia.

Confieso que cuando vi Lilo & Stich por primera vez no pude evitar llorar con la escena donde Lilo dice que ella tenía una familia, que era pequeña y estaba rota pero era buena… Ohana, era verme de nuevo con 5 o 6 años solo que no tenía rizos sino el cabello liso.

Anuncios