[imagen de The Sartorialist]
He perdido la cuenta de la cantidad de veces (y de personas) han criticado el tamaño de mis lentes. Lo cual ha llegado a un punto tan molesto que empiezo a ignorar todo lo que puedan decir despues del comentario estupido acerca de mis lentes, de por qué los escogi así, de que si parezco Betty la fea y un sin fin de cosas bastante indiscretas.
¿Sinceramente?… Nunca en la vida me había sentido tan comoda en mi propia piel, cuando ya no me importa mi celulitis (por que sí, TENGO), ni las estrías que me salieron por no comer bien y al ser tan flaca cuando mi cuerpo se desarrollo la piel no estaba preparada para semejantes curvas.
Me siento hermosa, te guste o no… y honestamente no me interesa tus comentarios sobre mi look.

Anuncios