No importa qué o cómo, ni siquiera un por qué.
Lo importante está en la actitud con que se asuma.
Nota mental: ¡mas sonrisas y menos lagrimas… para llevar, s’il vous plaît!
Anuncios