Hay eventos en la vida que nos marcan para siempre. Yo me atrevo a decir que pueden ser tan serios como un accidente en donde casi pierdas la vida hasta una relación pasada.
Cada una de las situaciones que se nos presentan diariamente van dejando huellas que moldean nuestro comportamiento y nuestra capacidad de reacción.
Tolerancia, no es una palabra a la que personalmente le haga caso, cosa que me decepciona de mi misma porque es duro darse cuenta de que no lo eres. Pero en momentos específicos de la vida es de suma importancia, es una de las cosas esenciales que hacen que todo fluya y sea mucho mas armonico.
Mi post-trauma viene a partir de las peleas, del no dar el brazo a torcer, de querer tener la razón en todo, después de que discutes tanto lo que quieres es evitar a toda costa caer en lo mismo, necesitas ser mas tolerante, es preferible aislarse y refrescar los pensamientos y los sentimientos. Aprendes quizás a los golpes y de la peor manera a ser tolerante. Cuando pierdes a la persona que mas amas es algo que te marca de por vida y entiendes que todo en esta vida es una lección tras otra y no podemos dejarlas pasar como si nada.
Yo quiero ser tolerante, intento e intentare serlo, con todos, callar mas y bajarle un poco al ego y al orgullo, malos compañeros que no nos llevan a ningun lugar.
Pero a veces los esfuerzos son en vano, de nada sirve el esfuerzo de uno solo.
Anuncios