Después de meses, de eternos momentos esperando por algo y que esto llegue cuando menos lo esperes… no tiene precio.
Como lo dije en este mismo blog, una vez con mis papeles en la mano celebraría con Tequila y eso hice. En el momento en que el tequila iba quemando cada parte de mi cuerpo, creo que me sentía mas viva, porque aunque tengo demasiadas cosas por la que ser feliz, la única que me quitaba el sueño y me daba taquicardia era esa, una piedrita en el zapato que no hallaba como sacarme.
Tenía que ser así, tenía que doler, porque aunque suene a masoquismo la canción de La Ley tiene razón, sin dolor… no te haces feliz. Sólo cuando te encuentras en completa oscuridad es cuando empiezas a apreciar la luz, y solo en la oscuridad te fortaleces, te llenas de experiencia y estas mas apto para cualquier situación.
Pero se acabo la espera, las noches llenas de estrés, el momento ha llegado, y me cuesta explicar con palabras mi felicidad. Tengo una nueva oportunidad y para alguien que las creía perdidas es algo sumamente importante. Tengo el chance de un nuevo comienzo, algo completamente nuevo…
… Soy feliz ;].
Anuncios