Hay cosas que me hacen recordarte, unas mas que otras, pero cuando aparece el recuerdo tarda en irse. Creo que es porque no te olvido nunca, sólo que los pensamientos se entretienen y tu aroma en mi memoria se queda dormido hasta que una que otra cosa lo despierta.
Me gusta pensar en ti con una sonrisa, quedarme con lo bueno, imaginarte feliz y que todo te vaya bien… aunque cuando escriba esto llore, y te prometo que hacía mucho tiempo que no lo hacía. Y no estoy triste, de verdad no lo estoy, pero me conoces como nadie… sabes que por todo lloro…
No se si la vida nos cruce de nuevo, prefiero pensar que no porque hay capítulos que deben permanecer cerrados y lo que el uno podía aprender del otro ya lo hizo. Pero no negaré que de vez en cuando (como ahora) te extraño, y prefiero cerrar mis ojos y pensar que la vida se te hace linda que intentar recobrar algún tipo de comunicación porque a la larga se que es algo que me hará daño.
Tú, mi asignatura pendiente, mi historia de amor inconclusa, gracias siempre por compartir esos trozos de vida que no olvido.
Gracias.
Anuncios