Esta canción me pone feliz porque me recuerda una semana que pase en Caracas, fue un viaje de la universidad (bueno en realidad de mi clase de Diseño incluidos otros grados mayores y menores) y la primera noche que llegamos salimos casi todo el grupo (faltaron muy pocos) y la pasamos BUE NI SI MO. Recuerdo que fuimos al San Ignacio a un local que se llamaba “One”, bailamos hasta morir y las anécdotas de ese viaje quedaron para toda la vida. La escucho y pienso en Caracas. 
Por cierto, fue una semana de abril del 2008, y esa vez pasé mi cumpleaños por allá y también conocí a los primeros twitteros que siguen siendo mis grandes amigos.

Anuncios