Dame tiempo, de ese del que no tengo, del que necesito.
Dame paciencia, de esa que nunca tuve, de la que cuando viene se devuelve por el mismo camino por el que llegó.
Necesito entender por qué este no es el momento, no lo era, ni lo fue. Necesito saber por qué cuando lo deciden, las situaciones conspiran en mi contra y evitan a toda costa que ocurra eso que yo quiero que suceda.
A ti, te vuelvo a ver tan lejos y distante, tan no-mía. 
Yo quiero caminar tus calles, conocer tus olores, y descubrir por mi misma cada uno de tus rincones.
Yo quiero llorar viendo tus luces, sonreir con ellas y creer que los sueños son posibles porque somos capaces de creer en ellos.
Escuchar ese idioma y las facciones detrás de las palabras, de los sonidos.
Decepcionarme si es preciso, pero vivirlo… yo sólo quiero vivirte.
Anuncios