– Y… ¿te importa?
– No lo sé
– ¿Cómo no puedes saberlo?
– Es simple, tu pregunta es sencilla pero mi respuesta trae consecuencias
– Te estas complicando sin necesidad. Yo te pregunte si te importaba, ¿cuáles son las consecuencias de una pregunta tan tonta?
– Si no me importara no estaríamos teniendo esta conversación…
– Entonces eso es un sí
– También es un “no lo quiero admitir”
– ¿Por qué?
– Te dije que mi respuesta traería consecuencias
– No te entiendo
– Yo tampoco

Anuncios