Soy una chica citadina, totalmente, no me veo viviendo rodeada de naturaleza por siempre pero debo confesar que siempre he soñado con tener un rincón en algún lugar remoto en donde pueda ir y escribir hasta quedar vacía. Podría llevarme mi laptop pero para que este sueño se cumpla a la perfección debería ser con una vieja maquina de escribir.
Té frío y una enorme ventana y sería feliz, muy feliz.
Anuncios