Yo: ¿De verdad los caballeros las prefieren brutas?
Él: Claro que no
Yo: ¿Me consideras bruta?
Él: Para nada, ¡eres muy inteligente!
Yo: … ¿entonces por qué te alejas de mi?

Anuncios