Posts from the ‘reflexiones’ Category

Don’t

El otro día me paso algo bastante curioso. Fue una reacción que tuve que de alguna manera me sorprendió a mi misma.
Creo que a estas alturas todos hemos visto el video de KONY 2012, (si no lo has hecho te sugiero que lo hagas). Yo no había terminado de ver el video cuando ya lo había compartido por todas mis redes, me pareció importante hacerlo y seguí lo que me dictaba la razón.
Un amigo dejó una opinión muy fuerte cuando compartí el video en facebook, una opinión demasiado cruda y era una provocación a molestarme, a que reaccionara de mala manera y lo se porque me lo dijo, quería que debatiéramos sobre el tema y pensé… ¿para qué?. Creo que muchas veces nos dejamos llevar por el instinto primitivo de “luchar”, aunque solo sea con palabras, por defender nuestros puntos de vista, por querer tener la razón pero… ¿para qué?, ¿con qué fin?. Realmente yo no iba a cambiar su opinión, de hecho, aunque no estaba de acuerdo con lo que el planteaba entendía su razonamiento y desde sus zapatos pensé que tenía razón. Pero en mi caso era distinto, mis motivos iban mucho más allá de la razón o la lógica.
Si la lógica realmente no ve contenido, ni ética, ni moral… no podemos recurrir a ellas en todos los casos de la vida. La relaciones humanas son complicadas y abarcan temas más profundos y complejos como los sentimientos y la subjetividad que para nada son compatibles con la lógica. Entonces… ¿de qué vale exponer mi punto de vista en un tema tan delicado?.
La política, la religión y el sexo son temas que desde mi opinión carecen de lógica. Quizás sea por ello tan difícil debatirlos y colocar la posición de cada cual en tela de juicio se convierte en un acto completamente absurdo.

Mi reacción fue borrar su comentario, no quise debatir porque aunque hablásemos del tema no llegaríamos a ningún lado o probablemente si, quizá yo quedaría pensando que es un troglodita, que por personas como él el mundo está como está y el quizás concluiría que soy una hippie y que vivo más en las nubes que con los pies sobre la tierra…
Y probablemente sea así, probablemente la idea de un mundo mejor o de que puedo hacer algo con el simple hecho de compartir un video en facebook me haga sentir mejor aunque desde la perspectiva del problema realmente no esté haciendo absolutamente NADA.
Lo realmente importante es no enfrascarse en querer hacer que los demás piensen de la manera que yo lo hago, y esto es realmente difícil porque suelo ser testaruda y mucho. Pero es un ejercicio de respeto, de respeto incluso por el espacio ajeno en donde aunque yo esté en desacuerdo con lo que otras personas piensen… dejo ser, no me enfrasco, no intento hacerte ver mi punto de vista.

NO es un ejercicio fácil, siempre habrá quien tergiverse palabras o hechos, quien juzgue sin piedad y quien decida etiquetarme de la manera que mejor le parezca o cómodamente le salga del forro… ¿para qué nos vamos a mentir?.

Lo realmente genial es la belleza de pensar dos veces antes de actuar y no hacer nada… no hacer absolutamente nada. Encuentras paz en el vacío.

¡No soy cool!

Who am I?

Do this…
Do that…
Who the fuck do you think you are?

Hay que hacerse esa pregunta más a menudo.
A veces me sucede que leo en twitter o en blogs o en facebook o me encuentro a mi misma criticando boberías que sinceramente no son de mi competencia y creo que es importante parar; si, PARAR. ¿Quién demonios te crees para ir criticando la vida de los demás como si de Dios se tratase?… ¿quién coño nos dio potestad para ir dando opiniones a diestra y siniestra sin que nos hayan preguntando?
Que bonito es el silencio, pero más hermoso aún es el respeto.

Meta para la vida diaria: respirar, pensar y volver a pensar antes de hablar… ¿quién coño soy yo para criticarte?.

#VamosMaickel

“…Quién puede negar que cuando llora disminuye el dolor… Fluir con lo que pase contigo y conectarte. Pedir lo que necesitas. Ser flexible y suave son sinónimo de vida. Nada es duro. La derrota es momen­tánea, hay que seguir adelante” 

Mickael Malamed
No hay límites, soñemos y trabajemos por cumplir esos sueños. Este señor es un ejemplo para el mundo entero :]

Thank you

Pocas cosas me habían dolido tanto en la vida como nuestra despedida.
Hoy vi una película que era una deuda pendiente que tenía conmigo misma, The Eternal Sunshine of the Spotless Mind, si no la has visto ni leas este post porque seguramente está lleno de spoilers.
Me pregunté a mi misma ¿si pudiera borrarte de mi memoria… lo haría?. Es tentadora la idea, el poder desaparecer por completo tu personaje, que jamás hayas existido y es entonces cuando recuerdas que como en todo, hay cosas buenas y malas.
Jamás tendré la oportunidad de decírtelo pero me enseñaste tantas cosas, conocí tantas cosas, me sentí tan llena y tan completa, tan en mi lugar… Me da miedo ser incapaz de volver a sentirme así. Cuando se tiene tanta complicidad con una persona es difícil imaginarse sin ella pero creo que en realidad nos enamoramos y nos aferramos a esa hermosa idea de la felicidad porque en ese momento el éxtasis parece ser infinito.
Señor, usted me enseñó a amar y a mandar a la mierda los límites porque mientras hubiese un “te amo” el mundo entero podía desaparecer si le daba la gana porque no había nada que me importara más en la vida que el nosotros y el ahora, cada instante y cada segundo.
¡Que peliculón!, todos deberían verla y sentirse como yo ahora, no importa que tan miserable haya sido la despedida, tengo una historia para contar y jamás me sentí tan viva como cuando sucedía.

¡Feliz Bicentenario mi Venezuela!

Hoy son 200 años Venezuela.

Permítanme celebrar, permítanme creer por hoy al menos que mi país este en el que por lo general es un completo caos, es el mejor país del mundo.
Venezuela hoy celebra su Bicentenario, 200 años de habernos declarado Independientes, 200 años que suenan mucho pero que en realidad es bastante poco si nos damos cuenta de todo el camino que nos falta por recorrer para solventar el montón de problemas que como sociedad presentamos.
Como siempre habrá gente que no querrá celebrar, otros como yo se sentirán hoy felices por el simple hecho de haber nacido en una tierra tan noble. Y si, soy yo la primera en criticar y a veces perder la fe en mi gente pero las cosas buenas hay que rescatarlas porque no solo hacen un país mejor sino que me dan razones para creer que si hay soluciones y que un camino mejor es posible.
Por hoy, venezolanos, les pido que miren a su alrededor y abran bien los ojos y verán que al menos pueden llenar una mano con personas que los hagan creer que una mejor Venezuela es posible y que días como hoy son un recordatorio de que cuando la gente se une por un propósito no hay imperio ni fuerza que impida las ganas del pueblo de salir adelante.
Hoy vamos a soñar con una Venezuela grande, una que nos merezcamos, una Venezuela que sea ejemplo mundial y que nos de orgullo decir que nacimos en ella.
Hoy vamos a celebrar, miremos la historia y aprendamos de ella, seamos la mejor versión de nosotros mismos que podamos ser, vamos a escuchar nuestro himno nacional con los ojos cerrados pero con el alma atenta a cada nota, el corazón abierto al perdón y la mente dispuesta a llevar a cabo las acciones que sean necesarias.
Vamos a celebrar hoy, y que la fiesta continúe por siempre, que no se nos olvide que somos Independientes y que un país grande es la meta de todos.
Venezuela, te amo con toda mi alma, ¡Feliz cumpleaños!

Idola